Bodas

Cuando hago un reportaje de boda trato contar la historia de ese día transmitiendo la atmósfera que hay, capturar momentos que a los demás se le pueden escapar, como lágrimas, carcajadas, miradas, abrazos y momentos mágicos. Capturo todos esos detalles que os habéis pasado meses preparando con tanto cariño. Además creo escenas románticas y espectaculares de las que luego desearéis recordar.

Mi reportaje cuenta la historia de vuestra boda, desde el primer café de la mañana, la última comida como soltera, la complicidad con los amigos mientras te preparas, el último retoque de la maquilladora… etc. cada una de esas cosas que se hacen y qué son siempre tan especiales hasta el último baile de todos sin corbata.

Estaré todo el día con vosotros, estaré para vosotros e únicamente para vosotros.

Eso sí, nos olvidaremos por completo que estamos delante de la cámara, soy joven y sé que vosotros, no sois modelos y particularmente no os gusta posar, además de lo que se trata es de disfrutar al máximo de vuestro día.

Únicamente para las fotos de pareja puedo interferir en algunos instantes, para guiar las poses.

Se harán poses románticas y llenas de complicidad. No existen los típicos posados de un reportaje tradicional, serán algo más teatralizados y muy estudiados, tendrán mucha importancia los escenarios buscados de nuestra isla, bellos atardeceres, encuadres, el juego con el enfoque, etc.

De eso no os tenéis que preocupar, para esto estoy yo.

El estilo que ofrezco es un estilo de reportaje documental más dosis extra de azúcar .

PIDE PRESUPUESTO