“SE VE SÓLO
con el corazón,
lo esencial
es invisible
para los ojos”

Ser fotógrafa de bodas y capturar sensaciones, es mi estilo de vida; quién me conoce sabe que disfruto con mi trabajo, me apasiona y eso se refleja en los resultados.

Creo que lo más difícil de un fotógrafo de bodas, consiste en aunar el arte, la sensibilidad, con la agilidad imprescindible del oficio; una boda impone de por sí tal celeridad que el marcaje de los tiempos sólo está al alcance de los que saben enfrentarse a todas las improvisaciones.

No existe dos bodas iguales; el encuadre, la iluminación, su situación o la distancia y ésto es lo que más me atrae. En definitiva, me encanta narrar historias con mi cámara y modelar imágenes con la luz…

Soy una persona sensible, romántica y que sueño despierta. Quizás ésto es lo que me haya hecho ser fotógrafa de emociones.

Sensible,
romántica
y que sueño
despierta.

Qué clase
de pareja
sois.

Busco parejas con ganas de pasárselo bien en su boda, que me inviten a contar su historia de amor a través de mi
objetivo.

Parejas amantes de la creatividad, que no tengan miedo a una fotografía convencional.

El equilibrio
perfecto,
mi misión es:

• Capturar las emociones de ese día sin interferir en lo que estáis haciendo para que disfrutéis lo máximo posible de
vuestra boda

• Encontrar el equilibrio perfecto en cada fotografía, jugando con la mejor luz en la composición

• Me integro a la celebración y a sus invitados de forma natural, respetuosa y no invasiva. Así consigo que las fotos del reportaje sean fluidas y relajadas, para lograr un fiel reflejo de su personalidad.

• Os acompaño todo el día de la boda, desde los preparativos hasta un rato después del baile.

• Entrego todas las fotos en alta calidad en un tiempo máximo de 120 días

• Ofrezco diferentes facilidades de pago

• Soy amigo de la comunicación con mis parejas, me encanta que me preguntes cualquier cosa sobre la boda, consejos…etc soy muy cercano a mis parejas ofreciendo un plus de trato muy personal con cada cliente.

VER PACKS